Conectarse

Recuperar mi contraseña

Ultimos
Activos
Los posteadores más activos del mes

Conectados
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 10 el Lun 31 Ago 2015, 10:25.
roleo
Un tiempo agradable donde hay lluvias no muy fuertes y de vez en cuando hay nieve artificial
foros hermanos

Desunion[Drama][CartagoxIberia +España y portugal]

Ir abajo

Desunion[Drama][CartagoxIberia +España y portugal]

Mensaje por Invitado el Sáb 14 Jul 2012, 04:56

Aqui os traigo un drama que tenia pensado hace poco y bueno, estoy estoy dramatica asi que escribo -w- Es el primer capitulo de tres, espero que os guste. La cancion es esta



Âkil: Cartago/Similce: Iberia
-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Y alli en la batalla que se encontraba, aunque tenia alrededor a sus hombres y enfrente a su enemigo, no podia dejar de pensar en ella. Sus ojos verdes inocentes, su labios finos que siempre marcaban una sonrisa cariñosa y alegre. Cerraba los ojos y era como verla. Era pequeña comparada con él pero habia demostrado ser una buena guerrera. Y ahora seguramente tendría que dejarla sola, porque esta era la tercera guerra que tenia con Roma y las otras dos las habia perdido…pero no podia perder…no podia ni quería perder…si él caia…el destino de ese malnacido de Roma seria su familia. Su dulce Similce y sus dos pequeños retoños, los tres le esperaban en su casa de Iberia.

Los pequeños esperarían que les contara una historia mientras Similce solo se conformaría con su presencia allí. Abrio sus ojos azules y fruncio el ceño mirando a Roma, que se erguia sobre el caballo orgulloso, vanagloriándose de una victoria casi segura ante los cartagineses. Âkiel solto un gruñido sin poder evitarlo.

Y entonces comenzó la batalla, las espadas de ambas naciones chocaron, ninguno sonreía concentrados en la batalla. El sonido del metal chocándose era el fondo de todo, pero Cartago solo podia pensar en su familia y que pasaría si él desaparecia

Cartago no ganaría nada y perdería todo

Roma no perdería nada y ganaria todo lo que era suyo

Y como si el destino se hubiera puesto en su contra aquel fatídico dia, el arma de Roma cruzo su estomago. El africano intento aguantar la espada pero le empezaron a fallar las fuerzas

-No te preocupes, los cuidare bien

-N-No te atrevas a acercarte a ellos…ni los mires…-espetó mientras su vista empezaba a nublarse y la espada caia de su mano ya sin fuerzas-no eres mas que..un bastardo

-Un imperio, Cartago, como tu lo has sido…ya me pregunto como serán tus hijos

El romano se alejo cuando el mas moreno de los dos cayo al suelo. Y entonces lo supo. Les habia fallado. Le habia fallado a ella. A ese angel que era Iberia, su dulce Similce. Nunca mas podría verla sonreir ni podría enseñar a sus hijos a luchar como les habia prometido.

-Lo siento…
-o-
Similce estaba en la casa preparando la comida de los niños mientras estos estaban fuera jugando con las espadas de madera que les habia regalado su padre hacia un tiempo. A saber donde andaba ahora el africano, la ibera le echaba mucho de menos. Llamaron a la puerta y ella fue a abrir extrañada por eso, no esperaba a nadie, ni siquiera a Galia.
Cuando abrio se encontró con un soldado cartagines, un mal presagio se instalo en su corazón pero intento ignorarlo. Sonrio suavemente al hombre.

-Hola

-¿Usted es Iberia?-pregunto el soldado a lo que la mujer asintió con la cabeza-…siento decirle esto pero…Cartago a muerto en la batalla contra Roma…

El soldado siguió hablando peor ya Iberia no escuchaba, las lagrimas habían empezado a formarse en sus ojos ¿Âkil habia muerto? Eso no podia ser, él le prometio que volveria y nunca faltaba a su palabra. El soldado señalo una camilla que tenia el cuerpo de la antigua nación. Similce corrió hacia allí y se arrodillo a su lado abrazandolo mientras lloraba
-No…no…Âkil…no, tu no…-sollozo la ibera entre suaves susurros mientras no paraba de llorar.

El viento vibra como un corazon
que se perdió en el huracán
las nubes extractos
de voces de ayer
que no tuvieron futuro
la luna lanza su luz hacia aquí
como un espejo casi sin luz
y las estrellas lloran por mi
gotas perdidas en un mar

Después de todo lo que habían pasado no se podia creer que ahora él no fuera a estar nunca mas con ella. No veria a sus hijos mas, no jugaría con ellos. No se imaginaba la vida sin Âkil. Antes no sabia lo que sentía por él pero cuando descubrió que era amor, se volcó en la relación aunque al principio él no se creía que ella le amase de verdad ¿Por qué iba a hacerlo de un guerrero? Solia decir.

¿No seria mejor pasear junto a ti?
tu mano enlazar y nada mas
lo que quiero hacer es
seguir junto a ti
en un lugar para dos
este es el fin
tu piel junto a mi
mil noches sin fin
sueño de amor. .


Habian pasado tanto juntos, tantos paseos, tantas noches entre susurros para no despertar a los niños, tantos juegos y noches de pasión ¿todo habia acabado? Similce no lo podia asimilar

El viento vibra con mi emoción
creo escuchar su fuerte voz
las nubes trazos de un futuro cruel
resuenan muy lejos
aun puedo ver la luna desde aquí
las nubes cubren borra su luz
y las estrellas rotas al fin
lloran su pena sobre mi

Todavia parecía escucharle regañarla por hacer una tontería o por ser muy inocente pero lo que mas recordaba era su sonrisa. Si, esa sonrisa que solo hacia cuando Similce era la destinataria porque sino el rostro del hombre parecía tallado en piedra.

-Te quiero Âkil..no me dejes…-siguio llorando encima del cuerpo del que habia sido su esposo hasta que se quedo dormida y los soldados la llevaron a su hogar

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.